Friday Black

 

Alguna vez te has parado a pensar:

¿Qué es el Black Friday en realidad?

¿Cuál es su origen?

¿Desde cuándo se ha popularizado?

Estoy segura de que ni lo sabes ni te interesa.

Pero si te interesa, sigue leyendo.

Vamos a verlo y luego te explico lo que hacemos aquí, en Caballito Salao. Y lo más importante, por qué lo hacemos así.

Esto es lo que cuentan en la sección de historia de National Geographic. Te dejo aquí el enlace por si quieres saber más. A grandes rasgos, la cosa fue más o menos así:

El Black Friday tiene su origen en Estados Unidos. Es el viernes después del día de Acción de Gracias, que es el último jueves de noviembre.

Existen varias teorías sobre su origen.

Una de ellas es que tuvo lugar el viernes 24 de septiembre de 1869. Cuando dos agentes de la bolsa de Wall Street trataron de acaparar todo el mercado del oro junto con un político de la época. Aunque fue un intento fallido, el precio del oro se desplomó en pocos minutos y muchos inversores se arruinaron. Por eso se consideró el “viernes negro”.

La expresión de Black Friday, como tal, no se volvió a usar hasta casi pasado un siglo. A mediados de la década de los 50. El día siguiente a Acción de Gracias.

El sábado después de la festividad se jugaba un partido de futbol americano que movilizaría a muchísima gente. Filadelfia sufrió una avalancha de personas que querían aprovechar la ocasión para hacer las compras navideñas el viernes y así poder ir al partido el sábado.

Los agentes de policía no pudieron tener fiesta ese día, y muchos tuvieron que doblar turno. Por eso lo bautizaron como el “viernes negro”.

Tal fue el éxito para los comerciantes que en Filadelfia empleaban ese término para referirse a la cantidad ingente de personas que abordaban las tiendas de la ciudad el día después de Acción de Gracias.

No fue hasta el 19 de noviembre de 1975 que el prestigioso The New York Times recuperó esta expresión para referirse a los atascos causados por los descuentos del día después de Acción de Gracias. En realidad lo que hizo fue traer al presente una expresión casi olvidada.

Desde entonces es cada vez más popular y está más que extendido por todos los rincones del planeta. Con la explosión de internet su éxito se ha multiplicado aún más.

En España, el boom del Black Friday llegó en 2012 con Mediamarkt. En 2013 otros grandes como El corte inglés Amazon se sumaron a la iniciativa consumista. En España, en 2015, más de dos millones de personas compraron ese día.

Para redondear la jugada, llegó el cybermonday.

Que se celebra el lunes siguiente del Black Friday para tener todo el fin de semana de compras.

Ahora que ya sabemos un poco más sobre el origen de este concepto, vamos a ver qué pasa en Caballito Salao.

Somos un centro de buceo familiar. Creo que eso es lo que se suele decir cuando quieres esconder otra cosa. Hablemos sin tapujos.

Puede que seamos el centro de buceo más pequeño de España, y quizás más allá, en cuanto a personal se refiere.

En Caballito Salao estamos solos Quico y Tali. Somos el núcleo duro. Y el resto también. Para TODO, o Quico o Tali.

Entre los dos nos lo hacemos todo:

  • Mantenimiento de los equipos de buceo
  • Mantenimiento del barco de buceo, el Sea Horse
  • Mantenimiento de la web
  • Grabación de nuestras clases de teoría online
  • Maquetación de la web
  • Creación de nuestra academia online
  • Planificación de la estrategia online
  • Publicaciones en redes sociales
  • Programación del contenido
  • Desarrollo de las formaciones
  • Uso de la estación de carga
  • Limpieza del centro
  • Y un largo etc

Todo el año. Quico y Tali.

Es verdad que ya hemos formado varios Dive Masters Salaos y siempre que nos hace falta podemos contar con ellos para echarnos una mano. Sobretodo con Juanico, nuestro Dive Master Veterano 😜.

Si has estado por aquí, seguro que lo conoces.

¿Por qué te cuento todo esto?

Pues para que sepas cual es el propósito de Caballito Salao y puedas entender nuestro punto de vista del famoso Black Friday.

Caballito Salao es un centro de buceo pequeño por gusto, no por necesidad. Y lo digo sin ninguna intención de sonar vacilona o sobrada. Lo que quiero decir es que lo queremos así. Caballito Salao nos gusta así.

Queremos hacer los cursos y las salidas a nuestra manera. Queremos dedicarte el tiempo que necesitas. No queremos perder nuestra esencia por crecer. No queremos masificarnos. No queremos perder calidad. No queremos ser un centro más.

Queremos ser lo que somos: Caballito Salao.

Otro punto muy fuerte de Caballito Salao es el respeto.

Seguro que a estas alturas sabes que tenemos un respeto máximo por el medio ambiente y por el entorno en el que buceamos. Y así tratamos de difundirlo y comunicarlo siempre que surge la oportunidad.

Pero hay otro respeto que parece que pasa desapercibido.

El respeto a nuestros clientes.

Aunque de ese nunca se dice nada. Para nosotros es tan o más importante que el otro del que ya hemos hablado. Si nos conoces un poquico te puedes imaginar como de grande es el respeto por nuestros clientes. Y si eres cliente, no tienes ni qué imaginártelo porque ya lo has disfrutado en tus propias carnes 😉.

Es muy triste que parece que estamos normalizando que el mejor trato sea para los nuevos clientes.

¿Sabes a qué me refiero?

Sí, eso que hacen muchas empresas de telefonía, por ejemplo.

Ofertas increíbles para los clientes nuevos y cuando ya eres cliente no te dan ni los buenos días.

Te quejas y te dicen que no pueden hacer nada.

Decides irte con otra empresa para ser otra vez de los nuevos y que vuelvan a tratarte bien.

Entonces sí, pierden el culo.

Una llamada tras otras con “una oferta imposible de rechazar”. Como decían en el El Padrino.

Cuando eso pasa, si eres una persona fiel a tus principios y valores, te han cabreado tanto que ni aunque te regalaran el servicio te quedarías con ellos. Por dignidad.

Seguro que sabes a lo que me refiero.

Pues eso, NUNCA te va a pasar si eres cliente de Caballito Salao.

No porque podamos ofrecerte la mejor oferta en telefonía, eso no podemos remediarlo nosotros. En lo nuestro.

¿Y por qué lo afirmamos tan rotundamente?

Porque en Caballito Salao apostamos por la máxima calidad y el máximo respeto por nuestros clientes. Por los que ya son clientes, los que ya confían en nosotros. No por los que puede que algún día lo sean.

Primero están nuestros clientes.

Que a menudo pasan de ser solo clientes a ser buenos amigos, pero ese tema lo dejamos para otro artículo.

A lo que iba.

En fechas señaladas y consumistas como es el Black Friday o el Blas Fraile como me está llegando por aquí estos días.

En Caballito Salao no hay descuentos.

Peeeeero…

Siempre hay un pero.

Aprovechamos la ocasión para recordarte que TODOS LOS AÑOS actualizamos la tarifa.

Porque la vida sube. Porque queremos poder seguir trabajando muchos años.

Te preguntarás:

Entonces, ¿dónde está la gracia?

La gracia está en que hasta que eso ocurra te queda un mes y pico. Hasta el 31 de Diciembre puedes comprar cursos para ti o para regalar a quien tú quieras al precio actual.

Si no lo haces ahora y esperas a comprarlo en 2023, será más caro. Así de simple. La calidad será la misma o incluso superior. Siempre estamos trabajando en mejorar nuestros servicios. Y los que ya son clientes siempre van a tener las actualizaciones.

Porque es nuestra manera de demostrar el respeto del que hablábamos. El respeto a los clientes que confiaron en nosotros antes que tú. 

Para tomar esta decisión en nuestro negocio, Quico y yo nos hemos puesto en modo cliente. Hemos llegado a esta conclusión:

No nos gustaría que después de que nosotros hayamos pagado un dinero por un curso. Llegara el fraile ese, papa Noel o los reyes magos y cualquiera pudiera tener lo mismo que hemos comprado nosotros pero por menos dinero.

Nos sentiríamos mal. 

A nosotros tampoco nos gustaría pagar más por algo que se puede pagar menos.

Por eso en Caballito Salao no hacemos ofertas ni descuentos. NUNCA.

Por un lado, los precios que tenemos son los necesarios para poder dedicarte todo el tiempo que necesitas.

Nos encanta pasar tiempo contigo y no queremos ir con prisas. 

Toda las experiencias de Caballito Salao están dirigidas por profesionales cualificados para desarrollar la actividad en cuestión. Nosotros mismos o nuestros Dive Masters. A los que en varias ocasiones les han llamado “nuestros clones” 😜. Porque se han formado con nuestra esencia. Y eso se nota.

Si no cobramos lo necesario, para que nos salgan las cuentas tendríamos que trabajar con mucha gente. Si eso pasa, nuestro tiempo disponible para ti se vería seriamente reducido. Y no queremos que eso ocurra.

Y, por otro lado.

Si quieres comprar un curso Salao el mejor momento SIEMPRE es AHORA.

Si esperas, lo comprarás más caro. Por respeto a los que ya confiaron en nosotros NUNCA vamos a bajar los precios, solo podemos subirlos. Igual que nos sube la luz, el combustible, los equipos… nada baja, todo sube. También sube la calidad.

Nuestro negocio se basa en DISFRUTAR.

Si eres cliente de Caballito Salao sabes que nos gusta mimarte. Que te sientas como en casa, en familia. Y queremos mantener esta relación viva durante muchos, muchos años. Lo sabes.

Si no eres cliente todavía, te animamos a que lo seas cuanto antes. Estaremos encantados de darte la bienvenida a la familia y empezar a mimarte como hacemos con nuestros clientes.

Seas o no cliente, espero que hayas pasado un ratico entretenido. Puedes estar más o menos de acuerdo con nosotros y en cualquier caso, está perfecto. No queremos imponer nada. Queremos exponerte nuestro punto de vista respecto a este tema.

Siéntete libre de recomendárselo a quien creas que le gustará leerlo. Muy agradecida por ello.

Y recuerda que si tienes dudas o quieres hablar con nosotros directamente, puedes hacerlo por mail o por teléfono.

Pregunta sin miedo y sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio