El equipo ligero para bucear

¿Qué equipo necesitas para bucear?

Para disfrutar de este deporte no es necesario hacer un gran desembolso en comprar el material. Si estás pensando empezar en esto del buceo, no te preocupes de eso ahora. En la mayoría de centros de buceo autorizados podrás alquilar todo el material que necesitas para disfrutar de tus inmersiones hasta que, poco a poco, vayas consiguiendo tu propio equipo. La mayoría de los buceadores empezamos así.

Si ni siquiera sabes muy bien qué equipo se necesita para bucear, estás en el lugar indicado. Sigue leyendo y toma nota, que te lo cuento.

El equipo de buceo completo lo podemos dividir en dos partes: equipo pesado y equipo ligero.

Se entiende por equipo pesado las piezas del equipo que van unidas a la botella: chaleco y regulador. De estas piezas del equipo hablaremos otro día.

En esta ocasión vamos a ver el equipo ligero: traje, máscara y aletas.

Traje de buceo

Lo primero que vamos a tener en cuenta es la protección térmica. Dependiendo de la época del año y del lugar en el que vayas a sumergirte, necesitarás un traje diferente. En general, en el Mar Mediterráneo, usamos traje de neopreno de manga larga.

El traje de neopreno es húmedo, no va a impedir que te mojes. En cuanto te metas en el agua vas a notar como entra. La gracia de estos trajes es que eligiendo la talla que mejor se adapta a ti, cuando te queda ajustadico, retiene una capa de agua entre el traje y tu piel. Con tu calor corporal calientas esa agua y como no se renueva, te hace de aislante del agua de afuera que está más fría.

En verano, en algunos sitios el agua puede estar lo suficiente caliente cómo para poder ir con traje de manga corta y pantalón corto. Esto es lo que se conoce por “shorty”.

Existen otros tipos de trajes.

Los trajes semisecos tienen un ajuste especial en puños y cuellos. Por un lado, tardas más en mojarte que con un traje húmedo y, por otro lado, el agua de dentro no se renueva tan a menudo. Tienes mayor protección térmica para poder bucear en aguas más frías.

El traje seco es el que se usa en aguas frías. Con este traje no te mojas. El neopreno está comprimido y las costuras están selladas para que sea impermeable. Dentro del traje seco tienes que vestirte con ropa térmica para mantener una temperatura agradable. Para bucear con este traje necesitas formación específica.

La capucha es un elemento clave de tu equipo.

Por la cabeza perdemos la mayor parte del calor corporal. Tener la cabeza bien abrigada es muy importante para tu seguridad. Pasar frío afecta a la correcta absorción y eliminación del nitrógeno.

Algunos trajes llevan la capucha incorporada. Otros, en cambio, la llevan aparte. Dependiendo de la temperatura del agua será más recomendable una capucha más gruesa o más fina.

En tu centro de buceo de referencia te ayudarán a elegir el traje que mejor se ajusta a tu constitución en cada época del año.

¡Déjate aconsejar!

La máscara

Tus ojos están diseñados para ver en el medio terrestre, vives rodeado de aire. Cuando te sumerges en el agua, tus ojos no son capaces de enfocar. Puedes llegar a intuir algunas formas y colores, pero no ves bien. Para poder ver debajo del agua necesitas algo de ayuda.

La máscara de buceo retiene un volumen de aire entre tus ojos y el cristal de manera que te permite enfocar y ver con claridad debajo del agua.

¿Por qué máscara y no gafas?

Pues porque las gafas solo cubren los ojos. Mientras que la máscara también abarca la nariz. 

En el caso del buceo, necesitamos la nariz para poder compensar la presión de aire dentro de la máscara. Cuando bajamos a profundidad, el aire contenido dentro de la máscara se comprime y puedes notar cierta succión. Para aliviar esta sensación solo tienes que soplar por la nariz para acomodar la presión interior de la máscara. 

Tener la nariz dentro de la máscara te permite sacar el agua de la máscara sin tener que subir a superficie. Que el espacio donde se encaja la nariz sea de un material blandito hace que puedas pinzar tu nariz con mucha facilidad para compensar tus oídos.

Seguro que ya te estás preguntando que con tantas máscaras que hay en el mercado, ¿cómo voy a saber cuál es la mejor para mí?

Es muy fácil, sigue leyendo.

Lo primero que tienes que hacer es probar la máscara. Importante: sin colocar la tira de sujeción. Te la pones en la cara, fijándote muy bien en que todo el borde de silicona esté en contacto directo con tu piel. Ojo con el flequillo. E inspiras por la nariz. Si notas que la máscara hace el vacío contra tu cara. Que mientras retienes el aire que has cogido por la nariz puedes mirar hacia abajo y la máscara se queda sujeta a tu cara. Esa máscara te ajusta bien.

Una vez sabes que la máscara es apropiada para tu fisionomía ya depende de ti si prefieres con dos cristales, con uno solo y otras cuestiones meramente estéticas como por ejemplo el color.

Hay algunos detalles que son puramente estéticos, pero hay algunos que son funcionales también. 

Por ejemplo, elegir una máscara con la silicona transparente o elegirla opaca. Esto influye en la penetración de la luz hacia tus ojos. Con una máscara de silicona transparente es posible que te moleste la luz del sol si buceas en una zona muy iluminada o las luces de tus compañeros en una inmersión nocturna, mientras que con una máscara opaca puedes evitar deslumbramientos. 

Eso va a gustos. Podríamos compararlo con las gafas de sol. Hay quien no usa, hay quien las lleva siempre y pueden ser más claras, más oscuras, polarizadas… va a gustos. Pues con la máscara igual. 

Todas las máscaras de buceo cumplen su función. Te toca encontrar la que mejor se adapta a ti y la que más te gusta.

Si tienes la oportunidad, prueba el modelo antes de comprarlo. En nuestro centro de buceo tenemos máscaras de alquiler del mismo modelo que tenemos a la venta para que la puedas probar en inmersión antes de comprarla.

Al final, no es lo mismo ponerte la máscara en seco que usarla buceando con el regulador en la boca, y con la presión correspondiente. Seguro que aciertas con la compra si ya has probado el modelo en cuestión.

Las aletas

¿Qué te voy a contar de las aletas? Seguro que aunque nunca hayas buceado las has usado para hacer snorkel en superficie. 

Las aletas son el sistema de propulsión de cualquier buceador. Cuando tienes todo el equipo puesto necesitas aumentar la superficie para poder propulsarte debajo del agua.

Igual que con la máscara, muy recomendable, probarlas en inmersión antes de comprarlas.

Aparte de las características estéticas que te pueden gustar más o menos, están las propiedades de cada aleta: dimensión de la pala y dureza de la misma principalmente. 

Dependiendo de donde vayas a bucear y de tu condición física será más adecuada para ti una aleta más dura o más blanda.

Por ejemplo, si habitualmente buceas en zona de corrientes y tienes buenas piernas irás mejor con una aleta más larga y dura. Si tus piernas no están muy musculadas porque no sueles ejercitarlas, vas a necesitar unas aletas más blandas para dominar las más fácilmente. 

Recomendación: no es buena idea elegir las aletas porque van a juego con tu máscara.

Puede quedar muy bonito para las fotos pero, créeme, no es una buena idea.

En resumen, si tienes dudas, pregunta.

Pero ¡ojo! 

No te dejes aconsejar por cualquiera. Pide opinión a aquellos profesionales del buceo en quien confíes o de los cuales tengas alguna referencia. 

Ten en cuenta que no todos los profesionales en la venta de equipos de buceo son profesionales del buceo. Eso marca una gran diferencia. Seguro que son muy buenos en su trabajo, vender. Pero no tienen por qué saber qué es lo que mejor se ajusta a tus necesidades.

Cuando vayas a comprar alguna pieza del equipo de buceo, pide consejo a tu profesional de buceo de confianza. Y como te comentaba unas líneas más arriba lo deseable es poder bucear con lo que vayas a comprar y probar el modelo en cuestión antes de comprarlo para ver que realmente se ajusta a lo que tú necesitas.

En Caballito Salao podrás comprar algunas piezas de tu equipo. Pero lo más importante es que puedes contar con Quico y conmigo para asesorarte en todo lo que necesites. 

Sin duda te recomendaremos la mejor opción. 

Consigue GRATIS el decálogo del Divefulness

Cuando decides compartir una jornada de buceo con nosotros, nos confías lo único que no puedes recuperar: tu tiempo.

Hemos creado Divefulness. Para ofrecerte un tiempo de ocio de calidad.

Decálogo del divefulness by Caballito Salao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba