Quico y Tali Caballito Salao

El buceo es nuestra forma de vida. 

Además, es la herramienta más potente que tenemos a nuestro alcance para generar felicidad y fomentar el cuidado del medio ambiente. 

Nuestro planeta necesita que seamos más Salaos.

Seguro que más de una vez has oído decir que más del 70% de la superficie del planeta está cubierto por agua. Pero, ¿sabías que del total de agua que hay en el planeta el 96,5% es agua salada?

Queremos cambiar el mundo.

Pensarás que estamos locos. Sigue leyendo y verás que no tanto.

Somos conscientes de que Quico y Tali, solos, no podemos cambiar el mundo. Pero a través del buceo podemos poner a tu alcance tantas razones para fomentar el cuidado y el respeto por el medio marino como burbujas podemos hacer en una inmersión, muchísimas. 

Caballito Salao existe para que tú solo te ocupes de disfrutar mientras conoces y cuidas del medio marino.

Te resumo este apartado: nos encanta lo que hacemos y confiamos en que el cambio es posible.

Mano de Caballito Salao recogiendo plástico

Nuestro propósito es dejar un planeta mejor que el que tenemos. Las generaciones futuras lo merecen.

Queremos remover conciencias haciéndolas disfrutar de la mar. Para propiciar un cambio de mentalidad. Si todo el mundo conociera las maravillas que hay bajo la superficie, viviríamos en un planeta mejor. Sin duda.

Nuestro trabajo es acompañarte para que aprendas y disfrutes por igual. Lo conseguimos ofreciéndote la mejor experiencia de buceo, dentro y fuera del agua. Porque tu jornada de buceo empieza cuando llegas al centro y no termina hasta que te vas. Todo lo que pasa entremedias es importante. Es divefulness. 

Divefulness es bucear de manera consciente y responsable. En grupos reducidos y sin prisas. En un espacio natural protegido: la Reserva Marina de Cabo Tiñoso. Aprende a disfrutar, cuidar y respetar por igual.

Estamos concienciados con el deber de cuidado con el medio ambiente. Somos embajadores de la mar. Nuestras políticas de empresa son responsables con el entorno. Contamos contigo para llevarlas a cabo. Queremos poner nuestro granito de arena.

¿Por qué Caballito Salao?

Eco-friendly

Fomentamos un cambio de mentalidad en la sociedad para favorecer el respeto y el cuidado del medio ambiente.

Excelencia

La mejor experiencia dentro y fuera del agua. Ocúpate de disfrutar, lo demás déjalo en nuestras manos.

Tiempo

Estamos compartiendo lo único que no podemos recuperar: nuestro tiempo. Por eso lo disfrutamos, sin prisas.

Confianza

Estás en buenas manos. Puedes relajarte, trabajamos para que todo fluya.

Transparencia

Lo que ves es lo que somos. Te tratamos como nos gustaría ser tratados. Así de simple.

Equilibrio

La felicidad no tiene precio. Tenemos que cobrar para poder ponerla a tu alcance.

Conoce nuestra historia

Quico

Desde niño he sentido una atracción especial por la mar. Crecí haciendo snorkel en un hermoso pueblo de la costa brava, Tossa de mar. Me pasaba los veranos en remojo.

Han pasado algunos años desde entonces y lo único que ha cambiado ha sido la ubicación. Ahora me paso la vida en remojo en La Azohía.

 

Tali

Crecí viendo películas de Disney, hasta que llegó La Sirenita. Ya no veía nada más, una y otra vez. Soñaba despierta con vivir bajo el mar. 

Esto me llevó a estudiar Biología. Me gustó mucho. Pero fue  cuando hice mi primer bautizo de buceo cuando sentí de verdad lo que quería “ser de mayor”, buceadora.

 

La mar nos unió

En 2012 el buceo hizo que nuestros caminos se cruzaran. Nos conocimos en la mar, buceando, no podía ser de otra manera. Desde entonces hemos crecido juntos como pareja, como buceadores y como profesionales del buceo. Por aquel entonces ninguno de los dos podíamos imaginar lo que vendría.

Las temporadas de verano trabajando como profesionales del buceo, fueron muy intensas. Aprendimos mucho. Lo más importante, que para nosotros el buceo es otra cosa. Que la única forma de poder disfrutarlo a nuestra manera sería con un centro de buceo propio. Había nacido un sueño. Un proyecto de vida: Caballito Salao.

Un proyecto de vida: Caballito Salao

El camino ha sido largo y difícil en muchas ocasiones. Lo hemos sufrido y disfrutado por igual. Hemos compartido mucho siendo matrimonio. Algunas experiencias muy curiosas. Como ir juntos al instituto o ir de erasmus.

El buceo nos lo ha dado todo.

Una vida en común dedicada a lo que más nos gusta en la mejor compañía.

Nos sentimos en deuda con la mar. Por eso en esta nueva etapa de Caballito Salao estamos más comprometidos que nunca con el medio ambiente.

En 2018 vinimos a La Azohía por primera vez. Fue un flechazo. Un mes después vivíamos aquí. Decidimos dejarlo TODO y apostar por Caballito Salao, apostar por nosotros. Sí. Lo escribo en mayúsculas porque fue una vida entera lo que dejamos atrás. Los trabajos “normales” de cada uno, una hipoteca, dos familias y bastantes amigos.

Caballito Salao en La Azohía, un sueño

Llegamos aquí con un sueño hecho realidad, toda la manada, algunas cosas de nuestra vida anterior y una furgoneta llena de recuerdos. Aún podemos recordar el vértigo.

No conocíamos nada, ni a nadie. Ni siquiera habíamos buceado antes aquí. Tuvimos fe ciega en la Reserva Marina de Cabo Tiñoso. Pensamos que por muy mal que estuviera, no podía sino mejorar. Y acertamos.

Hoy, 3 años después solo podemos agradecer y celebrar. Somos felices compartiendo nuestra pasión y fomentando el conocimiento, cuidado y respeto por el medio ambiente en general y por el medio marino en particular.

 

El único centro de buceo 5 estrellas de La Azohía

Logo Padi BN
Google
5/5
Tripadvisor
5/5
Yumping
5/5
Padi
5/5
Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad